miércoles, diciembre 06, 2017

El show de la anticorrupción

Por: Hugo Supo

La élite política enfrascada en la Capital de la República, sea de izquierdas o derechas, atraviesa su peor crisis de los últimos años con el megacaso de corrupción que lideró la brasileña Odebrecht.
No es cosa de todos los días tener a expresidentes encarcelados, prófugos y absolutamente todos los jefes políticos bajo sospecha, incluyendo al actual Presidente de la República.
Pero el momento histórico no está siendo asumido en tal dimensión por esa misma élite limeñizada. La mayor parte está dedicada a acusar al otro bando, como si el pecado del otro terminara por santificar a uno.
Y entonces, los peruanos asistimos a un escenario de mutuas acusaciones y victimizaciones, donde poco importa la lucha anticorrupción, sino hacer quedar mal al rival para ganar réditos con miras a las próximas elecciones.
No hay que hacerse ilusiones con los cuentos de lucha anticorrupción de fujimoristas, ppkausas, verolovers, moralinos y demás yerbas del campo.
Lo único que hacen evidente es un atroz show de lucha de intereses por grupos de poder, lo que irá en perjuicio de los de siempre: los más pobres.
Siendo tan trascendental este momento, es increíble que el Presidente Kuczynski y sus allegados peguen el grito al cielo porque una comisión congresal les hace una cita para investigar la ligazón de los actuales gobernantes con Odebrecht.
Como es increíble también que la mayoría fujimorista se muestre puritana preteniendo olvidar su corrupto pasado con su actual rol fiscalizador.
Keiko Fujimori debería ser la primera en ponerse a derecho para predicar con el ejemplo.
El país no necesita de victimizaciones, requiere de políticos (empezando por el Presidente) que afronten con coherencia y decencia el camino a la luz.
Pero al estar ensombrecidos con la sospecha de haber recibido dinero sucio, poco es lo que podemos esperar de ellos. Quizás haya llegado el momento de su jubilación. (Correo Puno Juliaca 07/11/17 Foto: Difusión)

jueves, noviembre 30, 2017

¿Y los 13 hospitales?

Por: Hugo Supo

En el ocaso de este año, el gobernador Juan Luque Mamani presentó el expediente técnico para construir un nuevo hospital en la ciudad de Puno.
El proyecto se denomina “Fortalecimiento de la Capacidad Resolutiva del Hospital Regional Manuel Núñez Butrón”, el mismo que se ubicará en la avenida Orgullo Aimara de la urbanización Aziruni II Etapa, en el centro poblado de Jayllihuaya.
Algunos datos del proyecto son: que el sanatorio es de nivel III-1, el área del terreno construido será de 40,321.37 metros cuadrados, el costo de la infraestructura es de más de 200 millones de soles, equipamiento 103 millones, comunicaciones 34 millones y supervisión 21 millones (hacen un total de S/ 379’000,000.00).
Además, el mismo GORE ha informado que el tiempo de ejecución es de 28 meses, lo que quiere decir que esta obra será inaugurada -Dios lo quiera- por el próximo gobernador regional, siempre y cuando se cumplan plazos, expediente y presupuesto.
Quiere decir que Juan Luque apenas pondría la primera piedra de lo que debería ser una promesa cumplida para con la población regional.
Recordemos que Luque juró en campaña, y posterior a ello, entregar 13 hospitales a la región, una en cada capital de provincia.
Y eso que el proyecto del hospital de Puno – en comparación con otras provincias- ya estaba con avances antes de que el contador Luque se sentara en el sillón regional.
¿Qué ha podido pasar? Lo que ultimamente ocurre en cada gobierno subnacional: incapacidad para elaborar proyectos de inversión.
Lamentablemente, los proyectistas han convertido al Estado en una ubre de la que hay que lactar en nombre de los intereses propios y particulares. Por eso tanto copy+paste en los proyectos que la gente añora.
Y a todo esto, ¿qué fue del señor Kuczynski que prometió un Ministerio de Apoyo para las Regiones? (Correo Puno Juliaca 30/11/17 Foto: Difusión)



miércoles, noviembre 22, 2017

Proyecto Especial Cuenca Ramis

Por: Hugo Supo

El congresista de la República, Oracio Pacori Mamani, ha presentado el proyecto de Ley N° 2132/2017-CR, con el cual busca la declaratoria de Necesidad Pública e Interés Nacional la Creación del Proyecto Especial Cuenca Ramis.
El proponente dice que dicho Proyecto Especial tendría que estar adscrito al Ministerio del Ambiente y su sede debería estar instalada en la ciudad de Azángaro.
El fin es implementar programas, proyectos y otras iniciativas para la recuperación, remediación y mitigación de la cuenca del río Ramis.
Agrega, el parlamentario, que el Proyecto Especial Cuenca Ramis debería de “asegurar el cumplimiento de las medidas preventivas y/o correctivas de conformidad a la normatividad en materia ambiental en el ámbito de la cuenca del río Ramis”.
Ciertamente parece existir preocupación por atender al álgido problema que se vive desde hace décadas en la cuenca baja del referido río; pero reza también, el adagio, que de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno.
Decimos esto por dos cuestiones prácticas. La primera, porque los puneños hemos visto con decepción la inservible existencia del Proyecto Especial Lago Titicaca (PELT), que tiene cuatro décadas sirviendo de centro de empleo para los gobiernos de turno y nada más (hago recuerdo que en este mismo espacio, este columnista se pronunció a favor de cerrar dicho proyecto en tiempos del Humalato).
Y segundo, porque el problema de la contaminación en Ramis procede de las actividades mineras ilegales del distrito de Ananea, una verdadera papa caliente que nadie se atreve a tocar.
¿Qué tan trascendente podría ser el aporte de otro ente burocrático cuando no se ha atacado el problema de fondo?
¿Y cómo hacemos con los otros focos de contaminación ubicados en Suches y el Inambari?,¿afrontamos el problema grande o hacemos populismo? (Correo Puno Juliaca 23/11/17 Foto: Difusión)


miércoles, noviembre 15, 2017

El Perú

Por: Hugo Supo

Que el Perú es mendigo sobre silla de oro.
Que vino el Niño Costero.
Que el hambre mata en las alturas de Puno.
Se cayó otro puente.
Una niña fue violada.
Huye el alcalde corrupto.
Hay festín con las licitaciones.
Que el Congreso da vergüenza.

Que Odebrecht la hizo linda.
Que AG es Alan García.
Que Keiko se alucina presidenta.
Que PPK cocina el indulto.
Que el Cholo nos hizo cholitos.
La economía se estanca.
Las inversiones huyen.
Que la televisión es basura.
Que el narcotráfico nos gana la batalla.

Este es un pueblo acostumbrado a la mala nueva.
A la miseria.
La historia la ha emparentado con las lágrimas y frustración.
También con la indiferencia.
Con las caritas rajadas de infantes que caminan trechos inmensos,
para dormitar ante el malpagado maestro rural.

Y vino el centralismo para ahogarnos otra vez.
La contaminación avanza.
Hoy ha muerto un poeta olvidado.
Agoniza el Titicaca.
Desertifican la selva.
Un aluvión mató a mineros.
Un imprudente acaba de atropellar a un padre de familia.

Crece el feminicidio.
Bajó el canon.
Se extingue el karachi.
Un hijo ofendió a su madre.
Otro peruano que se va del país.
Un perro sin dueño deambula por los parques.
Ese granizo indolente, que amenaza desde las nubes,
acompaña hoy al final de un amor fracasado.

Y un poco así, pudo también el Perú extinguirse.
Bajar la cabeza.
Echarse al olvido.
Desistir del futuro.
Fracasar.
¡Cómo habría dolido eso hermanas y hermanos!

Sin embargo, aquí está.
Con sus artesanas tejiendo kilómetros de esperanza.
Con miles de albañiles construyendo los cimientos de la Patria.
Con esa madre que ayer ha enderezado el camino de su hijo a punta de carajos.
Con los campesinos que labran la tierra.
Con aquel policía que le inyecta decencia al país.
Con ese jugador que suda la camiseta, pese a todo.

Este es el Perú.
Un país que hoy huele a fútbol.
Y que ha despertado una vez más.
Grande.
Inmenso.
Incomparable.

(Correo Puno Juliaca 16/11/17 Foto: Difusión)

jueves, noviembre 09, 2017

El futuro de Walter Aduviri

Por: Hugo Supo

Hay dos caminos posibles en el caso Aimarazo, cuyo primer juicio (primera instancia) terminó con la absolución de la mayor parte de los acusados, excepto el principal dirigente del Frente de Defensa de Recursos Naturales de la Zona Sur de Puno, Walter Aduviri Calisaya.
Ahora que el Poder Judicial ha confirmado la fecha de audiencia de apelación para el 6 de diciembre de este año, se sabe también que la incertidumbre por el futuro político de Aduviri tendrá que concluir con dicha actividad.
Un camino es la confirmación de sentencia; en este caso, Walter Aduviri tendría que ser apresado y ser conducido a un penal que determine el INPE para cumplir su condena de siete años de prisión que se dictó en primera instancia.
Por supuesto, la defensa del exdirigente podría recurrir a la casación en Lima, sin embargo, esto no detiene la ejecución de sentencia. Es decir, que al aimara le quedarán solo dos opciones: enfrenta la cárcel o huye.
La otra posibilidad es que los jueces de segunda instancia declaren la nulidad del proceso, eso implicaría mandar el juicio a fojas cero, con la consecuencia de dejar -al menos por ahora- en libertad del ejercicio ciudadano a todos los imputados, incluyendo el potencial candidato Aduviri.
Con la nulidad se tendría un nuevo juicio del Aimarazo y el camino libre para que Aduviri postule en las elecciones regionales y municipales del año entrante.
¿Por qué es tan importante esta audiencia? Porque Aduviri se ha convertido en uno de los principales actores políticos regionales, si postula en el año 2018, podría ser uno de los que pelea el poder regional. 
En caso de no concretarse la postulación, otros candidatos asumirían mayor protagonismo, considerando que el apoyo electoral de Aduviri se dividiría y otro tanto, quizás se volcaría a alguno que simule características parecidas al caudillo del Aimarazo.
Veremos cómo deciden los mismos jueces que liberaron al alcalde de Puno, Iván Flores. (Correo Puno Juliaca 09/11/17 Foto: Difusión)