jueves, diciembre 01, 2016

Estado de emergencia

Por: Hugo Supo

El Estado de Emergencia en la provincia de San Román vino con tufillo a represión y no al combate delincuencial como el Gobierno pretende argumentar. No solo porque el asunto de la inseguridad está anotada apenas en un párrafo del D.S., sino por el contexto de la publicación: luego del descontrol en el primer día de paro juliaqueño.
Si bien la Región Policial Puno solicitó tal declaratoria, lo hizo el 29 de noviembre de 2016, mientras ocurrían destrozos en decenas de cantinas y prostíbulos achacados como refugios de los maleantes.
Que no vengan a decir que la preocupación es la inseguridad tantas veces reclamada en Juliaca y otros pueblos.
Ahora, el hecho concreto es que durante el Estado de Emergencia quedan suspendidos los derechos constitucionales relativos a la libertad y seguridad personales, la inviolabilidad de domicilio y la libertad de reunión y de tránsito en el territorio. ¿Y la lucha contra la delincuencia? Naca la pirinaca.
Las autoridades deberían sincerar el mensaje y empezar por rendir cuentas sobre sus acciones en pro de la seguridad. Desde la labor policial, pasando por el Ministerio Público, el Poder Judicial, el INPE, la Municipalidad Provincial de San Román, el Gobierno Regional de Puno, la Defensoría del Pueblo y otros involucrados.
Sería bueno conocer, por ejemplo, cuántos policías están asignados a la vigilancia del orden público, a la investigación contra la criminalidad, y no a pararse en las avenidas para sacarle provecho a los conductores infractores.
Sería bueno saber también la celeridad y rigurosidad en el trabajo de los fiscales y jueces, los primeros son persecutores del delito y los segundos los de las sentencias. ¿Tienen algún récord que salve su responsabilidad?
¿Por qué no se puede implementar bloqueadores de celulares en los penales de la región? Que el INPE responda. ¿Qué le impide al alcalde y gobernador liderar los comités de seguridad ciudadana? La sinceridad por delante, avanzaremos en la lucha contra el crimen. El resto es cuento. (Correo Puno Juliaca 01/12/16 Foto: Difusión)

jueves, octubre 27, 2016

Ciudad semaforizada

Por: Hugo Supo

La Ciudad Lacustre está siendo semaforizada. Aunque hay que precisar: el centro de Puno está siendo semaforizado a iniciativa de la gestión edil que lidera el alcalde Iván Flores Quispe.
Durante los últimos días casi una decena de aparatos han sido instalados en algunas intersecciones -suponemos- con el objetivo de mejorar la fluidez de la circulación vehicular y peatonal.
Nos dicen que existen otros 10 semáforos que están próximos a colgarse quién sabe dónde. Y hasta habría una reserva de varias decenas de estos instrumentos que la gestión edil ha pedido. Uy.
¿Y a santo de qué se pone tanto semáforo a una ciudad tan pequeña como Puno? Los voceros municipales no cesan de repetir que es para ordenar el transporte en bien del peatón.
Tanto es así, que los ediles sospechan que si existe descontento alguno con la puesta en funcionamiento del sistema de semaforización debe ser solamente de los transportistas.
Ciertamente el descontento existe, no solo entre transportistas, sino en gran parte del sector automotor, pues trasladarse de un punto a otro se ha convertido en una tortura, ni hablar cuando a alguien se le ocurre hacer alguna procesión, parada, marcha fúnebre o movilización.
Y no es precisamente por la molestia de frenar en cada esquina, ocurre que la Municipalidad Provincial de Puno está instalando semáforos de cuadra en cuadra basado en inspiración de algún gerente o asesor y no en el Plan Regulador de Rutas (PRR) – que preveería las salidas alternas a los atolladeros- como debería de ser.
El gerente de Transportes de la Municipalidad Provincial de Puno, Roberto Huanca Serruto, dijo hace días ante la prensa que no se puede implementar el dicho plan por varios motivos, o sea, a confesión de parte, relevo de pruebas.
Presumimos que para presentar esta semaforización existe entre los ediles la presunción del “transportista malo e infractor” y la del “peatón santo”.
Por ejemplo, hasta ahora no hay papeletas a peatones que se aprobaron mediante ley hace varios años, que alguien explique eso, ¿por qué estas cosas no están contempladas en un Plan Regulador de Rutas? (Correo Puno Juliaca 27/10/2016 Foto: Difusión)


jueves, octubre 20, 2016

Muerte civil para corruptos

Por: Hugo Supo

Genial que el presidente Kuczynski se haya animado por la denominada “muerte civil” para los corruptos. Aunque hubiera sido mejor que la iniciativa naciera en aguas tranquilas, no como ahora, que es hija de la tempestad dejada por la revelación del “negociazo” del exasesor presidencial Carlos Moreno.
De todos modos, es buena noticia saber que los corruptos pasarán a peor vida en cuanto se empiece a aplicar este reciclado remedio.
Pero no nos emocionemos tan pronto, cavilemos; vamos por partes y a cucharadas.
Supongamos que esta semana sale el Decreto Legislativo que pone en vigencia la muerte civil, ¿en cuánto tiempo podremos decir los peruanos: que en paz descanse y de Dios goce señor Moreno?
Es decir, más allá de la opinión pública y para efectos legales, ¿cuándo se le puede llamar corrupto a un corrupto en el Perú?
Según una publicación de RPP, en 2015, el Poder Judicial impuso más de 13 mil sentencias por corrupción en nuestro país.
Los delitos más se cometieron fueron: cohecho (una de sus modalidades es el soborno) con 7272 sentencias condenatorias; colusión con 3791 sentencias; malversación de fondos con 2745; peculado con 2658; y concusión con 959 sentencias.
No obstante, los procesos por corrupción recién investigados en el Ministerio Público y el Poder Judicial se multiplican una barbaridad.
Muchos casos no llegan a sentencia y otros, en el colmo de la situación, simplemente juegan al cansancio hasta que el delito desaparece como arte de magia; esto último pasó con la malversación de los 20 millones de soles de fondos de emergencia destinados a Puno en 2003 (caso David Jiménez).
Sin el ánimo de fregar la entusiasta lucha anticorrupción de coyuntura, en nuestro país habría que apuntar más bien a que el Poder Judicial, ahora manejado por abogados cuadriculados, sentencie con rapidez, haga cumplir sus penas y no nos pasemos la vida llamando “presunto corrupto” a los corruptos. (Correo Puno Juliaca 20/10/16 Foto: Difusión)

jueves, octubre 13, 2016

El padrino Alex Flores

Por: Hugo Supo

Don Alexander Flores Pari, el minero cuasi propietario del movimiento político Poder Andino, es aficionado al padrinazgo. Sin temor a equivocaciones, por estos días es uno de los personajes más requeridos en fiestas, campeonatos, concursos y similares.
Aunque no es el único político que derrocha dinero en regalitos (ya escribiremos del resto) sí es uno de los potentados empresarios que ha anunciado en más de una ocasión su intención de postular al cargo más importante del Gobierno Regional de Puno. Además, ya lo hizo con mediano éxito en 2014.
Eso mismo debería llamar la atención a la ciudadanía regional, pues la intención de su manía papanoelesca es una perogrullada con miras a los comicios del año 2018.
Recordemos que la nueva legislación electoral ha vetado los regalos durante la campaña política, pues dicha conducta de los candidatos es antiética, populista y mercantilista.
Pero leamos de nuevo: el veto ha sido para la campaña electoral. Se deja posibilidad de que el señor Flores diga en su defensa que todavía no estamos en campaña, que puede hacer lo que le venga en gana con el oro que saca de las pampas de Ananea.
No obstante, si hablamos de Realpolitik, la verdad monda y lironda es que la campaña electoral 2018 ha empezado hace rato, solo que el Jurado Nacional de Elecciones (o los congresistas que aprobaron la modificatoria electoral) prefiere poner los límites solo para el periodo post-inscripción de postulantes. Un vacío que toca superar a los legisladores de turno.
Lo claro es que los regalos distribuidos no es de un altruista damas y caballeros; si algo de altruismo tuviera, el hombre ya hubiera destinado fondos para la reclamada responsabilidad social en favor de la seguridad ciudadana en pueblos como La Rinconada o en reparar los daños ambientales generados en la cuenca Ramis por la minería informal explotada por gente como Flores por mucho años. (Correo Puno Juliaca 13/10/16 Foto: Difusión)

martes, octubre 11, 2016

¿Que por qué te escribo?

 Puno, junio de 2015


Desde hace semanas he pensando en escribir algunas líneas para la historia que tenemos en común. Escribir más que hablar. Así el riesgo es menor ante el constante acecho que vivo de parte de mi alterego malvado y orgulloso que en ocasiones me digita.
Escribir para que quede constancia. Escribir para que no haya viento que se lleve lo que quiero. Escribir para -de un tiempo- leerme a mi mismo y así hacer prevalecer -perennemente- lo que escrito está.
¿Sabes?, cuando camino me gusta pensarte, te recuerdo como te describes, como olvidadiza y por eso te he creído bendita. Benditos sean los olvidadizos porque dicen que superan incluso sus propios errores. Yo los envidio porque a lo largo de los años me he ido descubriendo errores y no he logrado superarlos, tras intentarlo una y otra vez, con mayor o menor esfuerzo, siempre he regresado a mis desordenes existenciales.
Así yo, durante las últimas semanas no he dejado de pensar sobre mis palabras de aquel lunes. “¿Te has dado cuenta que no somos compatibles?”, dije para ocultar mis miedos, como si entendiera de compatibilidades, como si las compatibilidades fueran lo trascendental.
Siento haberme excusado así, en realidad debí decir que tengo miedo, miedo a mi mismo, a ti, a los grupos sociales que nos rodean.
Creo que es el miedo a avanzar un trecho y luego separarnos inevitablemente, es ese sentimiento egoísta del statuquo sentimental;  era eso aderezado, seguramente, de inseguridad.
Pueda que no valga la pena reflexionar sobre esos detalles y pueda que mis palabras te sean indiferentes, no lo sé.
De lo que estoy seguro, es que si algún camino al amor racional existe, ese camino eres tú; tú misma me los has explicado en innumerables ocasiones con aquello de que el truco está en decidir.
Quiero que sepas que disfruto el compartir experiencias contigo, tus lecciones, los banalismos en nuestras pláticas, extrañarte, pensarte y ese toque de seriedad que también compartimos de cuando en cuando. Todo eso ya es parte de mí.
Al intentar esbozar esta carta he pensando en cientos de ideas para decirte, ideas hermosas, pero regresan mis miedos y, de pronto, solo tengo una especie de ilusiones desordenadas en mi cabeza.
Es difícil escribir para ti, por eso, lo que está aquí no es todo lo que quiero decirte, me queda un montón de mensajes más que inventar para regalarte, hay un arsenal de palabras que todavía no se ponen de acuerdo para contarte lo que soy contigo.
Si la luna te dijera las veces que la observado, imaginando que en alguna extraña coincidencia también las estés mirando, son muchas, tantas como las que no te veo. ¿Cuántas noches me quedan de recordarte?
¿Que por qué te escribo? Tal vez por la misma razón por la que tú me estás leyendo.
Me gusta aquella idea de complamentariedad que alguna vez me comentaste. Y eso quisiera ser.
Quisiera ser tu amigo. Tu amigo para apoyarte y darte la mano cada vez que lo necesites, cada vez que requieras de un hombro para llorar, cada vez que necesites orientación cuando no sepas qué hacer, para cuando estés triste y, por supuesto, también para cuando estés feliz, para que me lo cuentes y yo pueda saberte feliz. Aquí quiero ser un poco tu hermano también.
Quisiera ser tu amor. Tu pareja para que deposites tu amor en mí, para que yo lo deposite en ti. Para cumplir aquellas promesas que se laralean en nuestras canciones, para que estas letras no sean vacías, para volverme tu cómplice en la vida, para secuestrarte mientras cumplo mis sueños y seguirte para que cumplas los tuyos, incluso a la Franja de Gaza. Para seguir ahí cuando ya sea el atardecer de nuestras existencias.
Y finalmente quiero ser tu amante. Porque siendo el amor tan frágil, tan autodestructivo, tan cuestión de fé, quiero, siendo tu amante, reforzar las dos propuestas anteriores. Porque creo que de eso se trata el amor, de revivirlo cada cierto tiempo con pasión, para cumplir fantasías contigo, para que tú los cumplas conmigo.
Ahora ya sabes lo que quiero ser amada mujer. Es mi decisión.

Siempre tuyo.