lunes, diciembre 29, 2014

¿La mejor gestión regional?

Por: Hugo Supo

La auto calificación que se hiciera el presidente regional, Mauricio Rodríguez, como la mejor de todas las gestiones regionales en Puno es debatible. Ni son las mismas condiciones ni sus resultados son óptimos para darle credibilidad.
Vayamos a las cifras. Cuando David Jiménez iniciaba su gestión en el 2003 el presupuesto para proyectos apenas alcanzaba los 60 millones de soles, al término de la misma se registraba un PIM de 83 millones de soles. Nada comparado a los más de 370 millones que en su pico más alto administró la gestión Rodríguez.
Si valiera comparación alguna, tendría que ser con el trabajo de Hernán Fuentes. Este presidente administró más de 330 millones de soles para proyectos regionales en el 2010, cifra que, obviamente, obligaba a demostrar en obras concluidas los logros que acostumbran alabarse. Fuentes se irroga de haber emprendido varios proyectos carreteros, la memoria popular lo identifica con las vías Huancané-Moho, Huancané-Putina, Yunguyo-Copani y similares. Es cierto que los actos de corrupción e improvisación acompañaron a estas obras, pero el izquierdista seguirá sacando pecho por esos proyectos.
¿Qué podría decir sobre lo mismo el señor Rodríguez? Habla del proyecto SABA, que se supone cambió el modo de vida de los pobladores rurales, ¿pero qué más? Por más esfuerzos que se hagan y por más viajes que implore el presidente a los periodistas, no es mucho lo que podemos encontrar con sello de este gobierno.
Según el MEF, la gestión “honesta y productiva” empezó con un presupuesto superior a los 360 millones de soles. La ventaja para los integrantes del proyecto político AQUI fue grande en comparación a sus antecesores, incluso Fuentes inició con menos plata.
En el 2013, el presidente Rodríguez tuvo un PIM superior a los 370 millones, en el 2014 la cifra apenas supera los 300 millones, ¿capacidad de gestión? Los números no son alentadores para este gobierno regional. Lo mejor sería no compararse porque termina perdiendo. (Publicado en Correo Puno 29/12/14)


lunes, diciembre 22, 2014

Juliaqueñistas y puneñistas

Por: Hugo Supo

Esos localismos inútiles entre Puno y Juliaca que hemos visto durante las elecciones 2014 son superficiales. Si nos ponemos una mano al pecho sinceraremos que ambas ciudades son producto del empuje de -nosotros- los migrantes.
Es muy poca la gente que podría argumentar de manera sólida ser originariamente de tal o cual urbe, quizás podríamos ser de una segunda o tercera generación, hasta ahí es aceptable, pero hablar de juliaqueños y puneños es de fanáticos.
No tendría nada de malo por cierto si el orgullo local contribuyera a la mejora de sus ciudadanos, pero el caso nuestro es distinto. El juliaqueñismo/ puneñismo obliga a hablar de un antijuliaqueñismo y el antipuneñismo, eso excluye, nos divide.
Pero la mejor muestra de nuestra categoría de migrantes son los últimos presidentes regionales de Puno: David Jiménez de Chucuito, Hernán Fuentes de Azángaro, Mauricio Rodríguez de Carabaya y, ahora, Juan Luque de Azángaro nuevamente. Ninguno de Juliaca, ninguno de Puno.
Hemos encontrado de esta manera un punto de unidad entre juliaqueñistas y puneñistas: no somos de aquí, sino de allá.
¿Qué otros puntos comunes podemos hallar? Es una tarea pendiente para una ciudadanía responsable, es urgente encontrar estos engranajes de unidad para aprovechar nuestras potencialidades y caminar hacia un verdadero regionalismo como respuesta al centralismo.
Por ahora, Juan Luque, el nuevo presidente, tiene la gran oportunidad de potenciar la descentralización regional. Una subsede del Gobierno Regional en la ciudad de Azángaro o la promoción del parque industrial regional para esas pampas sería buen inicio. (Publicado en Correo Puno 22/12/14 Foto: Internet)

lunes, diciembre 15, 2014

El Pico

Por: Hugo Supo

Ciertamente los resultados finales de las elecciones regionales y municipales son históricos en el altiplano. El Proyecto de Integración para la Cooperación (Pico) que lidera Juan Luque Mamani no podría quejarse del respaldo popular obtenido en las urnas.
Es ocioso repetirlo, pero necesario: el Pico tiene además de la presidencia regional, una mayoría en el Consejo Regional, siete de las trece alcaldías provinciales y 43 municipalidades distritales de un total de 109.
Al menos en la reciente historia del pueblo puneño no hay registro de una elección tan favorable para agrupación política alguna. Teniendo en cuenta su joven formación, el Pico enfrenta ahora el reto de saberse un proyecto con posibilidad institucional, en todo caso se revelará como otro simple instrumento eleccionario, o peor, un aparato de toma de poder para satisfacer las necesidades económicas de los financistas y políticos de turno.
Siendo optimistas, esta victoria electoral podría ser una fortaleza para el avance de la democracia y la participación política en nuestros pueblos, ello depende del timoneo que le den sus líderes de ahora en adelante.
Sin embargo, la obligación nuestra, desde los medios de comunicación, es advertir también que la elección nos pudo heredar una verdadera maquinaria de corrupción. Los antecedentes de la gente que Luque nos ha propuesto como alcaldes en las elecciones del 2010 no lo dejan bien parado, el comportamiento de sus seguidores en las campañas electorales tampoco son el mejor ejemplo y esa duda a partir de la compra de terrenos para la Uancv nos provoca pesimismo.
No vaya a ser que pronto estemos hablando del intercambio de “favores” entre municipios, gobierno regional, universidad Andina, Poder Judicial y Ministerio Público.
Gran tarea de vigilancia la que nos toca a la sociedad civil, aunque el panorama se agrava porque tampoco encontramos políticos que garanticen el control que requiere este grupo; es decir la oposición es débil, los gremios caducos, alguna prensa servil y la ciudadanía indiferente. Estaremos atentos. (Publicado en Correo Puno 15/12/14 Foto: Internet)


domingo, diciembre 14, 2014

Tiempos distintos hacen sociedades distintas

Por: Hugo Supo

El avance de la tecnología, de especial manera en las comunicaciones, ha cambiado la sociedad, o el modo de verla diríamos más bien.
En nuestra época, las personas vivimos en un contexto que nos forma dos percepciones subjetivas del tiempo: una primera es la cronológica basada en el reloj, la cual podemos ciertamente medir, observar e incluso ver en el movimiento de manecillas en el sentido solar.
La otra  es una abstracción como resultante de la revolución de la electrónica y su uso para procesar la información, este tiempo se resume en el funcionamiento de las computadoras, nos recuerda Jesús Octavio Elizondo Martínez en su artículo "El individuo ante el tiempo atemporal"  (1).
Trasladadas al análisis de la sociedad, podemos decir que los espacios y la realidad distintos permiten hoy en día determinar un tiempo propio para cada quien. No es igual el tiempo de un campesino que ara la tierra en base a la luz solar, o la de un ejecutivo tomando decisiones en una elegante cena de algún restaurante miraflorino en Lima.
Es pues tiempo diferente lo de Lima a lo vivido en las comunidades de la altiplanicie peruana, ergo, también lo son las aspiraciones, modos de vida, percepciones, decisiones y más de sus habitantes.
Elizondo Martínez afirma que "hemos creado un entorno temporal artificial basado en artefactos mecánicos e impulsos electrónicos que han creado un plano temporal cuantitativo, eficiente, rápido y predecible. En el espacio de los flujos en red no parece haber finales, cuando alcanzamos un fin ya hay otro por conseguir, no hay límites, siempre hay algo más por hacer, siempre se puede ganar más dinero, ahorrar más, comprar más cosas, viajar más rápido e ir más lejos, y así, sin fin" (2).
Lo que hay que tener en cuenta es que la influencia de esta nueva visión del tiempo tiene brechas, las cuales se manifiestan de acuerdo al alcance de la tecnología.
En el caso peruano las diferencias entre la población son tantas que es difícil encontrar  nodos que expliquen  a los grupos ubicados en los extremos (por ejemplo los que acceden a tecnología de punta y los que simplemente están lejos de ello) acerca del comportamiento de cada cual.
En condiciones así, resulta complicado lograr un flujo de diálogo entre diferentes sectores sociales, lo que, obviamente, genera conflictos de desentendimiento.
Para desarrollar mejor la idea podemos citar algunos videos observados para el presente artículo.


Aquí advertimos la existencia de una sociedad del estrés, como cuando Chaplin parodia al humano como simple pieza de un proceso de producción robotizado que lo deshumaniza.
El tiempo para el obrero Chaplin ha llegado a cansarlo al extremo de la paranoia, no así para el directivo de la factoría donde se desarrollan los hechos.
Es explícito cuando el jefe ordena aumentar la velocidad de la producción, para lo cual ni siquiera ha tenido la necesidad de trasladarse a la planta, sino atenerse en la comunicación virtual. Tampoco esclarece la razón del incremento en la velocidad de producción dicho sea de paso.
En el siguiente video referido al espacio de flujos confirmamos la automatización de las acciones humanas.


La producción en escala de animales de granja se ha transformado curiosamente a algo que ni por asomo se asemeja a una granja. El hombre siempre quiere más, no pareciera haber remedio para ello. 
Otra vez, el tiempo es distinto para el que está en la élite y para el empleado. Vivimos en diferentes tiempos no hay duda.
En la llamada sociedad de la información, con sus respectivos flujos, lo que falta identificar y profundizar en el caso nuestro, es lo que Manuel Castells (3) supone una segunda capa del flujo de información, es decir los nodos que conecten entre la primera y la tercera, a los que hemos llamado extremos en la sociedad.
Los tiempos distintos nos generan sociedades distintas en un mismo espacio,  así estamos viviendo, en una sociedad de la información que no termina por comunicarse.


jueves, diciembre 11, 2014

¿Por qué perdió Walter Aduviri?

Por: Hugo Supo

1.       Primero por la soberbia, las muestras más palpables de esto han sido los cierres de campaña, donde han pretendido impresionar juntando una gran portátil, cuando lo que único que han conseguido es enceguecerse y actuar con triunfalismo.  En contraposición, estaba el exrector de la Universidad Andina, Juan Luque, mostrándose poco y humilde. Tal como pasó en las elecciones del 5 de octubre, esta humildad ha sido la vencedora. Si hasta la biblia lo dice: “Dale la otra mejilla”.
2.       Democracia Directa ha medido mal el avance del radicalismo. Como lo grafican las cifras, este no supera el 20%, si hubieran revisado la campaña del 2006 (cuando otro radical como Fuentes fue electo con 18%) lo hubieran sabido. No es que el resto de la población sea conservadora, derechista, corrupta, inconsciente, inmoral como acusan los perdedores. Digamos que la mayoría de puneños ha comprendido que el camino mostrado por Humala (de polo rojo) es el más traicionero, esos radicalismos son al final de cuentas pura demagogia.
3.       El equipo de Walter Aduviri mismo ha arrastrado que la discusión en campaña sea étnica,  partiendo desde la identificación con el “aimarazo”. ¿Qué político con buen olfato podría ponerse a competir con los quechuas, sabiéndose minoría?
4.       Democracia Directa nunca supo aterrizar su mensaje antisistema, ¿casarse con los microempresarios?, ¿cómo se come ese manjar? Faltó decir en forma concreta lo que Aduviri haría para favorecer al más pobre. Seamos sinceros, no solo los políticos, nuestra gente también gusta del “fierro y cemento”. Y es allí donde precisamente Luque hace un quiebre a su favor, con el PICO ha sido claro el listado de obras a realizar: Autopista, Circunvalación, Club del Pueblo, Plantas de Tratamiento, hospitales, etcétera. No es que Aduviri no lo haya propuesto, es solo que su mensaje no estaba centrado allí.
5.       Y para colmo, Democracia Directa puso un “comando de trolls” que se crearon cuchucientas cuentas faltas en redes sociales para aparentar mayoría, estos creyeron que el ataque y el insulto era la solución. Los graciosos se la pasaban dándose “likes” a sus propias publicaciones, ¿no se han enterado que Facebook es una red que alimenta el egocentrismo? Muchachitos.
6.       La inmadurez de Aduviri se grafica también en su última declaración: “No ha ganado el norte, ha ganado la corrupción”. Parece que Walter pertenece al grupo que suele subestimar al ciudadano, lo imagina ignorante, supone que él es la única salida al gran mal con el que vivimos poseídos.  La moralina de Susana Villarán, Humala, Toledo y similares había sido contagiosa. (Publicado en Correo Puno 11/12/14 Foto: La República)

lunes, diciembre 08, 2014

Las elecciones

Por: Hugo Supo

Seguimos siendo puneños después de estas elecciones. Se acabó la guerra sucia. Ya fue el fraccionamiento. Se terminó la demagogia y la incertidumbre. Las cifras están claras para interpretar el mensaje de la ciudadanía.
Muchos analistas locales se esmeran en leer estos resultados, aunque la mayoría se hace de la vista gorda para reconocer que el radicalismo tiene un techo chato, insuficiente para tentar, por sí solo, el poder departamental.
El exviceministro de Interculturalidad, Paulo Vilca, lo resumía bien en una reciente columna publicada en Correo: para ganar las elecciones no es suficiente ser aimara, tampoco ser juliaqueño, son buenos puntos de partida, qué duda cabe, pero los políticos requieren posiciones más trascendentes para alcanzar verdadero liderazgo.
Walter Aduviri ha representado el discurso contestatario radical en esta contienda, la gente le ha dicho que no.
Esa mirada de resistencia crea odios y los puneños ya estamos hartos de odiar, nada bueno nos ha traído.
Aquí ya no necesitamos resistir, hace rato que estamos en avanzada, por decirlo menos, somos gran fuerza electoral en departamentos vecinos.
Empero nadie se atreve a liderar el proceso de expansión del altiplano, no se hará con la resistencia aduvirista y, siendo sinceros,  tampoco con el conformismo de Juan Luque.
La elección de Luque es sobre todo la expresión de esa mayoría silenciosa, aparentemente desinteresada y asqueada del quehacer político, que no está dispuesta a seguir en el camino equivocado. 
Pero que no confunda el exrector de la Universidad Andina, que mire las cifras, su votación (a  boca de urna) apenas puede soñar con alcanzar el 50%, es un claro mensaje que tampoco es el líder que esta tierra requiere, por lo pronto su encargo es la correcta administración, mientras las nuevas generaciones se preparan para dar saltos más grandes. (Publicado en Correo Puno 08/12/14 Foto: Correo)

lunes, diciembre 01, 2014

La intolerancia en campaña

Por: Hugo Supo

La opción política de Walter Aduviri no acepta opositores, los identifica, estudia y ataca. Si es que es presidente regional, ay de aquel que se atreva a pensar o decir distinto a lo que el caudillo sostiene, pobre de aquella prensa, consejeros, sindicatos, gremios y ciudadanos.
Todos serán víctima del fundamentalismo labrado en esas jornadas cuando se ordenaba azotar a quienes osaban simplemente caminar en pleno aimarazo del 2011, ¿recuerdan?
Los que ya vivimos esos ataques lo podemos asegurar, a los aduviristas no les gusta la gente distinta, alguien o algunos le han hecho creer a ese líder que en realidad es la reencarnación de Túpac Katari, a eso se le llama ser mesiánico.
Este radicalismo ha actuado en contra de este periodista durante esta semana, ante el fracaso de los emisarios de Walter Aduviri por lograr el “apoyo” mediático de los que nos ganamos la vida ejerciendo con pasión el periodismo, han hecho correr una bola llena de mentiras y calumnias con el propósito de desacreditar nuestra opinión.
Pero para nosotros esto es cosa de todos los días, hemos sido formados para ello, somos conscientes que junto a la maravillosa posibilidad de servir al pueblo desde los medios de comunicación, también existe el riesgo de ser víctimas de la intolerancia. No les tenemos miedo.
Lo verdaderamente preocupante es que un sector importante de la región altiplánica está a punto de darle poder a una persona que se dedica a diseñar maquinarias de amedrentamiento a quienes no compatibilizan con sus ideas, aún más a quienes le salen al frente.
Son jóvenes por cierto estos operadores, con experiencia en elecciones universitarias, esas mismas que protagonizan con pedradas, palos y guerra sucia, son estos sujetos a los que se le ha encargado la campaña contra el rival.
Qué bueno sería señor Aduviri si usted realmente liderara la renovación generacional, no lo está haciendo, su modelo es el fundamentalismo, ese es el movimiento que encabeza, el que se dedica a insultar más que a proponer. Una decepción.  (Publicado en Correo Puno 01/12/14  Foto: Internet)

jueves, noviembre 27, 2014

Después de hoy

Por: Hugo Supo

Finalmente llegó el gran día. Mientras usted amigo lector revisa estos escritos, quizás la UNESCO ya haya decidido sobre la postulación de la Festividad de la Virgen de la Candelaria a ser Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
Sin el ánimo de ser triunfalistas, lo más probable es que nos toque festejar en las siguientes horas, todo indica ese camino, incluso Bolivia, cuyo ministro de Cultura ha optado por mentirle a sus paisanos, diciendo que nuestras autoridades aceptaron que la festividad se hace con danzas bolivianas.
Pero más allá de esta proclama, los puneños debemos tomar en serio la recomendación que nos hiciera el director de los Sicuris Wiñayataqui (Francia), Mario Cutimbo. Como un puneño que ha recorrido el mundo, Mario nos dice que es urgente darle un quiebre a la fiesta de la Mamita, ahora tenemos la oportunidad.
“La Candelaria no necesita de morenadas, caporales, tuntunas o danzas así, tenemos más de 200 bailes típicos en el altiplano peruano, valoremos eso”, nos reta el sicuri Mario desde la larga distancia. Tiene razón.
¿Se terminará este conflicto inútil promovido por un sector de folkloristas bolivianos? No. Esa es la razón por la que la fiesta de la Mamita tendría que asumir una identidad más peruana, aunque sin dejar de lado las danzas de trajes de luces, que nosotros consideramos, patrimonio altiplánico (Perú-Bolivia).
Pero hay que poner énfasis en promocionar con mayor fuerza nuestro folklore de adentro, ahora es cuando están llamados nuestros autores, compositores y artistas en general para darle el impulso que necesita a las denominadas danzas con trajes autóctonos.
Eso parte también por voluntad de los organizadores de la fiesta, la Federación Regional de Folklore y Cultura y su asamblea de socios nos deben de dar el mensaje, un trato preferencial a nuestra variedad rural  en los puntajes y distribución de dividendos, quizás sería el punto de partida, ¿no creen? (Publicado en Correo Puno 27/11/14 Foto: Internet)

lunes, noviembre 24, 2014

La Candelaria

Por: Hugo Supo

En los siguientes días, el planeta fijará otra vez sus ojos en Puno, qué bueno que ahora no sea por noticias desagradables como muertes, desastres, frío o violencia, qué bien que ahora sea por uno de los actos que más enorgullece al altiplánico peruano: la festividad en honor a la Mamita Candelaria.
Lo que sabemos es que la UNESCO está a punto de anunciar nuestra fiesta como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, pese al reclamo de Bolivia, que también será escuchado en el pleno, la proclama es inminente.
Pero luego del festejo, es urgente diseñar y ejecutar una hoja de ruta que nos haga presentar una fiesta más elaborada a partir del 2015. Un grupo de periodistas hicimos el intento de motivar a los sectores a los que corresponde la organización, algo se ha avanzado a nivel del Comité de Salvaguardia, no así en la Federación Regional de Folklore y Cultura, cuyos directivos parecen no captar que la festividad es mucho más de lo que estamos concibiendo.
Igualmente los bolivianos reclaman por un par de danzas, pues tampoco entienden que la Candelaria es mucho más que baile y música.
La Festividad Virgen de la Candelaria es el símbolo más visible del sincretismo andino-occidental, es signo de resistencia, integración, desborde y expansión social. Por ello es trascendental presentarlo de la mejor forma ante el mundo, las siguientes fiestas serán también el ícono puneño de un “sí podemos”.
Señores de la Federación, empecemos por un par de asuntos: el acto de lanzamiento y la veneración de la Octava. El lanzamiento debería mostrar la esencia de la festividad, quizá un documental enlatado en las corporaciones mediáticas del mundo, sería el mejor reemplazo a los diversos intentos que hemos tenido hasta ahora.
En la Veneración requerimos definir la ruta, es una lástima que la avenida del Folklore haya sido un burdo cálculo del presidente regional este año, pero volteando la página, sería de insistir con esa vía con el añadido de iniciar desde el Santuario de la Virgen y luego mostrar las danzas en la avenida Simón Bolívar.
Ese ha sido hasta el momento el avance, señores de la Federación, ahora les toca a ustedes, la historia de nuestro pueblo se los reconocerá.  (Publicado en Correo Puno 24/11/14 Foto: Internet)

viernes, noviembre 21, 2014

Gas para Puno

Por: Hugo Supo

No hay que perder el norte en el tema del Gasoducto Sur Peruano para Puno. El puneño quiere acceder a energía barata como garantía al despegue industrial del altiplano, es como pocos, un momento histórico.
El pedido regional es la firma de una adenda al contrato actual entre el Estado y el consorcio Gasoducto Sur Peruano (GSP), en este documento debe contemplarse, no solamente los estudios como hasta ahora, sino la construcción del ramal que garantice la verdadera masificación del gas.
Los técnicos lo saben muy bien, el estudio que ofrecen en este magaproyecto es una mecida del centralismo, sin una demanda garantizada no hay empresa que se interesará en el ramal, he ahí la razón por la que se reclama la decisión política ofrecida en campaña por Ollanta Humala.
¿Piden garantizar demanda? El pueblo puneño la hará, pero que otorguen las condiciones para lograrlo, un verdadero proyecto de industrialización local, atracción de inversiones grandes y generación de empleos dignos, ese es el norte.
Es decir, que el reclamo no solo es el gasoducto, en paralelo debería ir el proceso de creación de demanda permanente, de manera que los llamados gasocentros, que un sector pretende perennizar, serían solo el paliativo inicial, cuya duración no vaya más allá del quinquenio siguiente, al menos no en las principales ciudades.
Esa es la posición de este cronista, que Puno tenga gas, sea cual fuera la empresa que la traiga.

PD: Durante la movilización de ayer (miércoles) un grupo de dirigentes del Movadef, algunos excandidatos frustrados y algún periodista dedicado al chantaje, pretendieron achacar a este periodista una malintencionada interpretación de contrato laboral para monitoreo de mensajes con contenido energético hecho hace varios años. Nada de lo que se insinúa es verdad, nada tenemos que ocultar, allí se develan los enemigos que nos toca coleccionar por decir la verdad, nuestro trabajo periodístico es auditable todos los días, los lectores lo saben. Como dicen en los microbuses: “vergüenza me daría robar, no hay vergüenza para trabajar”. (Publicado en Correo Puno 20/11/14 Foto: Internet)

lunes, noviembre 17, 2014

Los garantes de Aduviri

Por: Hugo Supo

¿Qué pensaban los candidatos perdedores a la alcaldía de San Román al momento de firmar el intrínseco respaldo a Walter Aduviri el miércoles 12 de noviembre? Pues, son ingenuos o sufren de una equivocada pedantería.
Hay que ser muy inocente para empeñar la firma en un documento donde no se logra mayor cosa para Juliaca, siete de los 10 puntos contemplados en el compromiso aduvirista ya están en marcha, la culminación de los mismos no depende exclusivamente del eventual presidente aimara, tampoco su incumplimiento.
Otros temas como la Cirvunvalación y seguridad ciudadana son tareas del gobierno local, es decir de Oswaldo Marín, si fueran prácticos, la firma la hubieran hecho con él o su líder Juan Luque, pero no están pensando en Juliaca ni la región.
Porque de proyectos que sí lograrían avances grandes no hay ni una letra. Nada se dice, por ejemplo, de un programa energético que permita la industrialización de la Ciudad de los Vientos y la región, ni siquiera se ha mencionado el tema masificación del gas y su correspondiente gestión. O el proyecto para dotar de agua potable a las zonas periféricas, necesidad que no es exclusiva de Juliaca sino de todas las ciudades de la región. ¿Compromisos? Nada.
La otra posibilidad es que estos personajes en realidad estén convencidos en el endose de votos, así, haciendo números, el candidato Aduviri tendría ahora a los electores de sus garantes entre sus filas. Pero es bien difícil lograr ese objetivo, para traspasar hay que estar mínimamente institucionalizados y aquí de lo que estamos hablando es de 10 personas, no hay partidos, movimientos ni organización.
En todo caso Democracia Directa ha ganado 10 votos más en una ciudad que le ha dado la espalda de manera contundente el 5 de octubre.
Existe una tercera posibilidad para la firma, al menos así ha querido pasar piola el señor Oscar Cáceres, dice él que los firmantes se convertirán en los vigilantes indesmayables para el cumplimiento de los compromisos. 
Esto último no estaría mal, nos prometen no desaparecer los próximos cuatro años y evitar regresar a la política solamente en campaña, pero sus antecedentes los delatan, ¿o es necesario abundar en ello?  (Publicado en Correo Puno 17/11/14 Foto: Internet) 

jueves, noviembre 13, 2014

De la justicia estudiantil

Por: Hugo Supo

Mientras la Policía Nacional del Perú (PNP), el Ministerio Público y el Poder Judicial no se fajen bien para recuperar la tranquilidad pública y confianza ciudadana, seguiremos siendo testigos de hechos como el ocurrido esta semana en la Universidad Nacional del Altiplano.
No es cosa de todos los días ver a universitarios ajusticiando a ladrones, al menos no lo es cuando ocurre al interior del campus universitario.
Decíamos entonces que si el colectivo de profesionales en formación reacciona como cualquier masa enfurecida ante la impotencia de no lograr aleccionar a los delincuentes, no podemos pedir mucho al resto de la sociedad.
Esta paliza popular nos prueba que la universidad ha dejado de ser una isla para convertirse en un reflejo de la sociedad, un espejo donde podemos observar en micro lo grande que queremos solucionar los peruanos.
Aquí el pedido es que las instituciones del Estado deberían hacer esfuerzos mayores para asegurar la tranquilidad pública.
Y eso no se logra con operativos policiales solamente, sino con todo un sistema articulado de lucha contra la delincuencia, donde se involucre participación vecinal, rapidez policial, pronta judicialización, sanción efectiva y educación.
No obstante, el régimen de Ollanta Humala ha puesto al frente de la lucha anticriminal a un buen policía que gusta de asistir a los operativos contra pirañitas y a conferencias de prensa, pero no lo que el país necesita.
La delincuencia avanza a pasos agigantados en el altiplano, todos los días estamos informando sobre asesinatos, violaciones y todo tipo de ilegalidades que asechan al poblador de a pie.
La respuesta estatal es un simple silencio, silencio que podría considerarse hasta cómplice.
Y entonces seguimos sembrando desconfianza, mucha desconfianza. (Publicado en Correo Puno 13/11/14 Foto: Internet)


lunes, noviembre 10, 2014

De la libertad


Por: Hugo Supo

No todos pueden hablar con la misma autoridad cuando de libertad se trata. Solo quienes -por alguna circunstancia de la vida- se hayan visto impedidos de su poder de decisión podrían darnos una idea cercana, son ellos también quienes la valoran más.
No vamos a negar que el concepto de libertad es uno de los más porosos en la historia del pensamiento. Francisco Mora calcula la existencia de más de 200 definiciones, y eso que parece haberse quedado corto con las actuales tendencias.
Por eso es necesario enmarcar bien a lo que nos estamos refiriendo. En realidad el ser humano es libre para decidir, tenemos esa capacidad, pero es imposible hacer lo que queramos, nuestra libertad no viene acompañada de la facultad de conseguir todo lo que deseamos que se cumpla.
No hay que confundir libertad con omnipotencia, ser libre significa tener la posibilidad de escoger entre varias opciones, implica decidir qué hacer, aunque no siempre puedas hacerlo o tengas la capacidad.
Decidir, por supuesto, genera riesgos, y es eso lo que realmente influye en nuestra capacidad de decisión: el miedo. He ahí la razón por la que en la mayoría de casos no decidimos, sino imitamos.
El otro problema es que el individuo es producto de la sociedad, es decir, está sujeta a ciertas circunstancias que vienen con la decisión tomada. Cosechamos pues, una libertad sembrada en el pasado, pese a ello, el individuo hará de todo con tal de conservarlo, la experiencia no los ha demostrado.
A todo esto, la caída del muro de Berlín ha significado el derrumbe de un sistema que precisamente había chocado contra esa capacidad humana de decidir, con miedos y todo, hacia dónde ir, qué hacer, cómo inclusive morir.
Pero -como hemos dicho al principio- ¿quiénes somos para definir la libertad? Pocos lo sabemos algunos en esta sociedad; en este momento, aquellos que hayan sido víctima de trata, esclavitud, cárcel o privación a esa capacidad de optar y asumir las circunstancias. Ellos tienen la autoridad. (Publicado en Correo Puno 10/11/14 Foto: Difusión)

martes, noviembre 04, 2014

Adelante Puno

Por: Hugo Supo

Pocos elementos podrían expresar lo que la danza encarna para Puno. Desde la época de resistencia indígena-originaria ante el opresor europeo, pasando por la integración social sincretizada en la Festividad de la Virgen de la Candelaria, o el desborde iniciado a finales de los setenta del siglo pasado y, hoy, con lo que este cronista se aventura a denominar “el momento de la expansión”, la danza nos ha acompañado siempre.
Los movimientos sociales emergidos desde el altiplano peruano se han esmerado en etiquetarse como una resistencia. El aimara, el quechua, el amazónico, el uro y hasta el mestizo puneño hemos sido vistos como los mártires del aguante andino.
No obstante, esa vitaleza, amigas y amigos lectores, es también la que nos ha impedido virar a objetivos más extensos.
A partir de las enseñanzas del clásico “El arte de la guerra” de Sun Tzu, diríamos que en el caso nuestro, también, la mejor defensa es el ataque.
La verdad es que el proceso de expansión ha iniciado ya, aunque de modo desordenado, en los ochenta y noventa del pasado lustro, cuando paisanos nuestros -que ahora bordearán las ocho décadas de vida- emprendieron el irreversible viaje.
A razón de ello es que hoy tenemos residentes en todas las urbes del gran sur, empezando por Arequipa, Tacna, Moquegua, Cusco, Apurímac y recientemente con mayor notoriedad en Madre de Dios.
Y la danza ha sido, pues, el Leitmotiv de todo este proceso que hoy nos pone ante un reto mayor, el de ponerle fin al tiempo de resistencia e ir a la conquista del sur para empezar, y Lima, nuestra capital, enseguida.
Ya los puneños más emblemáticos de la prehispanidad trazaron la senda. Allá por el siglo XIII, Manco Cápac y Mama Ocllo, asentados en el altiplano, enviaron comitivas de avance hacia el inexplorado Valle Sagrado, mucho antes del periplo de la mítica pareja según no los recuerda Alfonso Torres Luna en sus monografías.
Los puneños que hoy ocupan los sitios estratégicos en ciudades vecinas son nuestra avanzada; los antepasados enseñaron el hilado, la agricultura y domesticación; hoy aleccionamos sobre la importancia del trabajo, solidaridad y cultura local.
Para dejar en blanco y negro este postulado, está nuevamente la danza altiplánica, aquella que hoy ya se practica en gran parte del Perú, ¿se han dado cuenta? Adelante Puno. (Editorial Revista Celebremos-Correo 04/11/14 Foto: Internet)

lunes, noviembre 03, 2014

Gasoducto en noviembre

Por: Hugo Supo

Un sector de la dirigencia puneña se ha aunado al discurso de los desertores del humalismo para pedir la vuelta del Gasoducto Sur Andino (GSA), es decir, bajarse el contrato del Gasoducto Sur Peruano (GSP) y hasta el sistema de concesiones en el Perú.
Políticamente, este mensaje es bastante rentable, incluso nuestro Frente de Defensa ha precisado que su denominación reivindica el GSA y no el ramal que hemos coincidido en reclamar con prioridad ante el actual régimen.
De manera que nuestra élite dirigencial ha perdido el rumbo en este caminar a la industrialización.
¿Qué estamos pidiendo?, ¿en serio nos beneficiará la quiebra del contrato con el GSP?, ¿no es que a los puneños nos conviene que se construya el ramal por cuaquier empresa?, ¿a qué intereses responde el discurso demagógico de esta gente?
Vamos a ser claros en este punto. La lucha por un gasoducto al altiplano es cosa de puneños, las intromisiones foráneas han servido solamente para hacernos carne de cañón, pues de resultados -según la experiencia- nada podemos escribir.
Ad portas de una convocatoria a paro regional en noviembre, es urgente que se retome el objetivo en el asunto del gas.
No conviene meternos en ese lío de concesiones que impulsa la gente del expremier Salomón Lerner. Aquí lo que queremos es la llegada del gasoducto y punto.
El único tema de discrepancia entre quienes opinan del tema pareciera ser las prioridades. Mientras algunos dicen que primero vayamos con los gasocentros, otros preferimos aclarar que ese solo es un paliativo que no permitirá nuestro despegue industrial, los gasocentros son temporales y así deben estar definidos.
Por eso la región pide el ramal. ¿Y la demanda? Vamos a hacer las dos cosas al mismo tiempo: ramal y demanda industrial en los más o menos seis años que seguramente demoraría en llegar el ducto.
Visto así entonces, el gas tampoco es el objetivo, es solo el medio con el que pretendemos alzar vuelo industrial, para eso es urgente trabajar en otra propuesta legislativa que incentive la llegada de la industria grande a nuestras tierras, necesitamos eso y de voluntad política. He ahí el camino. (Publicado en Correo Puno 03/11/14 Foto: Internet)

jueves, octubre 30, 2014

Antenas y cáncer

Por: Hugo Supo

Las últimas protestas vecinales contra la instalación de antenas de telefonía celular, revelan -otra vez- que los peruanos solemos actuar por instinto más que a partir de procesos reflexivos. Ni los vecinos tienen toda la razón ni las empresas podrían irrogarse la verdad completa.
El 2009 Osiptel publicó un informe que da cuenta de estudios científicos, concluyendo lo siguiente: “Los estudios señalan categóricamente que las antenas celulares de las estaciones bases no producen daños a la salud de las personas debido a que sus niveles de emisión están muy por debajo de los niveles máximos de radiación establecidos por la OMS y la ICNIRP, las cuales han sido recogidas en la norma técnica nacional publicada y fiscalizada periódicamente por el MTC”.
Para el Gobierno entonces, no se ha demostrado que la exposición a la radiación de las antenas causen daño a la salud. El MTC ha opinado de similar forma.
A ello se suma el compromiso asumido por Ollanta Humala para implementar la tecnología 4G en todo el territorio nacional, lo que hace suponer que las instalaciones seguirán, como política de Estado que es.
No obstante, esto se contrapone a la opinión de algunos ciudadanos que van mostrando estudios que concluyen que sí hay daños a la salud; eso nos deja en una situación de incertidumbre. ¿Qué hacer? No nos hagamos bolas. El TC ya ha dictado jurisprudencia en casos similares. Este organismo se ha basado en la experiencia alemana del Principio precautorio. “La idea de precaución surge como respuesta al problema derivado de la falta de certeza científica, incertidumbre, sobre los efectos en el ambiente generados por algunas actividades humanas”, dice Lorenzo de la Puente Brunk, abogado de la PUCP especializado en medioambiente. Empero, el TC ha dicho que no es necesaria la desinstalación de las antenas, toca más bien al Estado (municipalidad y MTC) regular y hacer cumplir los límites máximos permisibles para radiaciones no ionizantes en telecomunicaciones en el caso de Puno y Juliaca. Ahora bien, si los vecinos siguen con la idea de no permitir las instalaciones, que sean congruentes: a botar los celulares e internet. Asunto solucionado. (Publicado en Correo Puno 30/10/2014 Foto: Internet)

lunes, octubre 27, 2014

El AQUI

Por: Hugo Supo 

El “rompan filas” del proyecto político AQUI es un hecho de facto, no requiere de convocatoria alguna de sus dirigentes o el pronunciamiento de Mauricio Rodríguez. Lo del 5 de octubre apenas ha sido la muestra más clara del fracaso reciente, en realidad, la suerte estaba echada desde antes.
En los días previos a esta publicación, la más alta dirigencia, todavía en gestión, ha salido para excusar su responsabilidad en la hecatombe de este octubre.
Los más valientes han sido Edmundo Cordero y Hugo Llano, a ellos al menos no hemos escuchado responder como Poncio Pilatos; el resto ha ratificado, con su actitud, que era mucho decirles que hacían política.
¿Qué podríamos esperar de quien se olvida del mea culpa?, ¿qué le podríamos pedir a un líder perdido en su egocentrismo?, ¿qué decirles a esos que ya anuncian su retirada?, ¿qué podríamos, los ciudadanos, confiarle a este grupo que no ha sabido superar siquiera su desinstitucionalidad interna? Pues nada o poco.
La mayor parte de las respuestas ha salido de la emoción coyuntural, casi ninguna de una reflexión que mire el pasado.
Por eso es bueno recordar que la derrota del AQUI ha tenido patrones claros antes. El primero de todos debió ser el nacimiento del caudillaje de Walter Aduviri, quien puso en jaque a la estrenada gestión el 2011 con el Aimarazo.
Rememoremos también la frustración en la puesta de cuadros técnicos competentes en el gobierno regional, tanto que tuvieron que jalar a Elmer Monteblanco, un foráneo que solo sirvió para la distracción. La no entrega de obras de impacto regional hasta ahora deja clarita esta cuestión.
Y no podemos dejar de mencionar el vano esfuerzo por revivir al AQUI para el intento de reelección rodriguista a inicios del 2014. Sin duda, esas han sido las escenas más patéticas.
El movimiento debería de estar agradecido con Hugo Llano, quien a contracorriente se atrevió a postular en condiciones desfavorables, así y todo, logró algo de protagonismo, le habría convenido ir por un colectivo con vida.
La muerte del AQUI, como se darán cuenta, no viene de esta elección, sino desde el 2010. (Publicado en Correo Puno 27/10/14 Foto: Internet)


jueves, octubre 23, 2014

Juliaca

Por: Hugo Supo

Con todo el potencial que tiene, Juliaca podría convertirse en la Ciudad Comercial del Perú. Hay muchos ejemplos en el mundo, como en China comunista donde funcionan centros comerciales tan grandes como la misma Ciudad de los Vientos o, sin ir lejos, en las llanuras de Brasil que han logrado corredores envidiables.
El problema es que la sociedad juliaqueña es aún joven, formada por una población migrante que se ha asentado desde hace menos de un siglo en esta pampa, para la cual es difícil ponerse de acuerdo en su norte y el método para llegar a tal meta.
En principio, quienes tenemos vocación juliaqueñista, necesitamos un liderazgo visionario, este debe convocar a la firma de un “gran acuerdo ciudadano” que nos permita implementar en los siguientes periodos del gobierno edil, lo que diríamos una sola “política de Estado local”.
Este instrumento de concertación nos daría la posibilidad de juntar intereses supremos para avanzar hacia la modernización.
¿Qué intereses supremos tenemos? Hay que comprender que el comercio –mayorista y minorista- no parará, por eso, más bien necesitamos impulsarlo para que mejore en estándares de calidad.
De allí que surge el gran sueño de convertir a Juliaca en una verdadera “Ciudad Comercial”, con corredores peatonales que nos lleven a tiendas o puestos de venta de todo lo que queramos, que podrían ubicarse en sus calles, perfectamente zonificadas, con vigilancia pública y privada, bancos, centros de entretenimiento, acceso al transporte público, etcétera.
Que el nuevo alcalde asuma el reto, podría empezar por crear un programa municipal cuya tarea inicial tendría que ser implementar el “Proyecto Piloto Ciudad Comercial” en la calle peatonal Moquegua.
De otro lado, el sector transporte también requiere de atención especial, otro programa municipal debe ordenar este flujo. Para eso es urgente habilitar las avenidas troncales que permitan al conductor llevar al pasajero a su destino con rapidez y comodidad, sin el temor de cruzarse con triciclos o mototaxis y causar accidentes, para los cuales debe habilitarse otras vías más pequeñas.
Necesitamos pues diseñar el mapa del flujo vehicular a todo nivel, incluyendo a los autos particulares, ciclistas y peatones. Yendo a la idea anterior, iniciemos con un proyecto piloto, el centro histórico es ideal para ello.
Si a estos dos temas grandes le incluimos la seguridad y la recuperación del río Torococha para transformarlo en un gran parque turístico que cruce la ciudad, diremos, con seguridad, que avanzamos hacia ese sueño que dará solidez al orgullo juliaqueño. Feliz 88 Aniversario. (Publicado en Correo Puno 23/10/14 Foto: Internet)

lunes, octubre 20, 2014

Otra campaña

Por: Hugo Supo

Algunos analistas locales concluyen que Juan Luque (Pico) ganaría la segunda vuelta porque así lo han visto en el mapeo post 5 de octubre. Este columnista no está convencido de esos postulados, sería irresponsable analizar la coyuntura solamente con tales resultados.
Por eso sostenemos que es apresurado decir que Juan Luque o Walter Aduviri ganaría las elecciones en segunda vuelta, esta no es la continuación de la campaña de octubre.
Por el contrario, desde el momento que la ONPE proclame los resultados oficiales, estaremos -hablando si quieren en términos futbolísticos- de un nuevo partido, con la pelota en el círculo central, con los jugadores listos para la revancha, ambos con ventajas y desventajas.
Así que ese triunfalismo que le adelantan a Luque parte de una mirada miope de la realidad puneña, solo se considera la emoción del movimiento Pico que casi logra el 30% de votación regional, sin dejar en claro que esa cifra nos dice también que un 70% que no ha preferido esa opción; es decir es un posible electorado a favor de Walter Aduviri (Democracia Directa) en segunda vuelta. ¿No es eso lo que ocurrió en el 2010 con Mauricio Rodríguez?
Hasta cierto punto es aceptable que los resultados de la primera vuelta sean referentes para mirar las próximas semanas, empero, de ninguna manera nos pueden anticipar los resultados de esa contienda.
En todo caso dependerá de las estrategias desplegadas en estos días, de los debates que están por venir, de las propuestas, el lenguaje de cada quien, de sus alianzas y lo que digan los medios de comunicación.
Esto no quiere decir por supuesto que Walter Aduviri tiene que sentirse confiado, craso error es, por ejemplo, ese ataque triunfalista que sus feisbuqueros han emprendido contra Luque, al acusarlo de poco preparado, derechista y miedoso ante un debate apresurado convocado por una emisora local.
Nada que ver muchachos, la nueva campaña ni siquiera ha empezado, el triunfo en la segunda vuelta corresponderá a quien mejor haga las cosas y menos desgaste tenga previo a la hora de acudir a las urnas, posiblemente recién el 7 de diciembre del 2014. (Publicado en Correo Puno 20/10/2014 Foto: Internet)

lunes, octubre 13, 2014

¿Izquierda y derecha?

Por: Hugo Supo

Asoma en estas elecciones la dicotomía izquierda-derecha para clasificar a los contrincantes de la segunda vuelta regional. No así desde el PICO, los de Democracia Directa se han apresurado en embanderarse como izquierdistas; en contraposición etiquetan a su rival como de derecha, o socio al menos.
Sin embargo, cuando uno lee los planes de gobierno simplemente no encuentra diferencias que puedan ayudar a esa catalogación forzada que quieren lograr los marketeros de la presente campaña.
Está claro que tanto Luque como Aduviri van por rumbos similares a la hora de presentar los programas de una posible gestión. ¿Qué los endilga entonces a la izquierda o derecha?
La temprana declaración de PPK “a favor” de Juan Luque es un argumento superfluo para achacarle la infructuosa historia electoral de derecha en el altiplano, igual rol ha jugado por cierto el congresista Rimarachín al expresar su apoyo al joven aimara antes del 5 de octubre.
No hay pues argumentos válidos para discutir la pertenencia de los candidatos a tal o cual opción ideológica; aún más si tenemos en cuenta que postulan a un cargo subnacional, ni siquiera al de una región, sino departamental, que en no muy lejanas circunstancias solían designarse a dedo.
Que no nos distraiga la discusión izquierda-derecha en este momento, los dos representan más bien un progresismo social que compartimos como experiencia la mayoría de puneños: nacimos en el campo, nos enviaron a la escuela, fuimos a la universidad y aquí estamos, mirándonos como si proviniéramos de planetas distintos. ¿Cuestión de estilos?, sí pues, pero ese tema es para otra entrega.
A lo que nos abocamos en el presente escrito, es a aclarar la poca influencia del factor derecha-izquierda en el resultado de las elecciones. O para que no se resientan los ideologizados, diríamos que no hay izquierda ni derecha pura aquí, somos, como en casi todo, un mestizaje posmoderno.
De otro lado, flaco favor le harían a Walter Aduviri al etiquetarlo de izquierdista, los gobernantes de los últimos 12 años en Puno no son precisamente los mejores ejemplos. Y gran error sería para Juan Luque irrogarse de derecha, esa a la que ni le interesa quien gobierne este territorio, ya que la Hoja de Ruta de Humala es suficiente garantía para ella. (Publicado en Correo Puno 13/1014 Foto: Internet)

jueves, octubre 09, 2014

Segunda vuelta

Por: Hugo Supo

Puno se merecía una segunda vuelta,  una etapa distinta en la que el elector podrá diferenciar claramente una opción de la otra. Este nuevo tiempo de campaña debe centrarse en las propuestas  de cada quien, los equipos técnicos  y cuadros políticos que acompañan a los dos candidatos que han sobrevivido a la primera valla.
Ahora sí, tanto Juan Luque (PICO) como Walter Aduviri (D.D.) deben contrastar ideas, propuestas, promesas y detalles similares. ¿Eso es debatir?, por supuesto. Que salgan a la cancha, el elector sabrá elegir inteligentemente.
Y aquí seguramente el señor Walter Aduviri esboza una sonrisita maliciosa pensando que su contendor es un pésimo orador y eso del debate será pan comido. ¿No fue el mismo triunfalismo que casi lo deja tirando cintura hasta hace pocas horas?
No, amigos aduviristas, no se trata de salir por salir, ahora es cuando van a tener que explicar aquello de la elección universal de jueces, lo de la SUNAT, las cárceles  fuera de la región o ese embrollo del proyecto Inambari que proponen en su plan de gobierno y luego niega su caudillo en las plazas.
Por tanto, debatir no significar gritar, amenazar o victimizarse, es explicar “cómo” harán la magia que ustedes pregonaron lograr en tiempo de campaña.
Por su lado, el señor Juan Luque no podrá huir más de la exigencia ciudadana para que diga algo, está bien que en primera vuelta haya escogido la estrategia del “mudo” con el fin de evitar caer en errores, pero ese tiempo es pasado, y lo pasado pisado está.
Ha llegado el momento para que Luque demuestre el liderazgo de esa arrasadora cantidad de votos que ha logrado junto a sus alcaldes en toda la región, ¿es de verdad el líder, o el títere de alguna mano que maquina desde la oscuridad para atrapar el poder nuevamente?
Caballeros, es tiempo de verlos, el ciudadano puneño, desde la tribuna, sabrá decidir. (Publicado en Correo Puno 09/10/2014 Foto: Internet)

lunes, octubre 06, 2014

Post-elecciones

Por: Hugo Supo

No vamos a dejar de repetirlo, tras el 5 de octubre lo que queda es un gran reto a la ciudadanía, el de corroborar que merecemos llamarnos ciudadanos de este país.
En post-elecciones es un deber asumir el rol de vigilancia, acompañamiento y fiscalización a estos nuevos gobiernos ediles que iniciarán sus gestiones desde el 1 de enero del 2015.
Lastimosamente hemos sido testigos -durante la campaña reciente- que muchos candidatos prometieron el oro y el moro para ser favorecidos por el electorado, esos mismos políticos, deberían estar preocupados desde ahora por el cómo lograrán complacer a quien cautivaron durante la campaña.
Y aquí no se trata de construir estadios, canchitas, veredas, pistas o aulas solamente, esas son gestiones que atacan solo a lo más superficial de nuestras necesidades.
Por ejemplo, el asunto de la pobreza en nuestra región no deja de ser preocupante, en el último reporte del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) este departamento aparece con un nivel de pobreza que llega al 23.9%, si bien eso es 491 mil personas menos que en el 2012, la cifra sigue siendo alarmante.
Han de saber nuestras flamantes autoridades que en el 2015, el Perú, como todos los países miembros de la ONU, rendirán cuentas al mundo de cómo han caminado al cumplimiento de los ocho objetivos del milenio propuestos hace 14 años.
Esa rendición de cuentas no solamente es de nuestro Estado central, los gobiernos subnacionales deberán igualmente hablar con claridad hacia dónde hemos avanzado, cómo lo hicimos y dónde estamos pretendiendo llegar. Aquí ya no quepan excusas, nada de “que no era mi gestión”, “ahora estamos empezando de cero”, “no es mi responsabilidad”, no.
Hay que desearles éxito a las nuevas autoridades, son tiempos difíciles. Después de prometer tanto, ahora les toca responder. (Publicado en Correo Puno 06/10/14 Foto: Internet)


lunes, septiembre 29, 2014

No a la violencia

Por: Hugo Supo

El extremo de atentar con explosivos en contra de un medio de comunicación social revela un desesperado intento de amedrentamiento de parte de algún sector de los políticos locales, quienes ven un peligro en los periodistas.
Lo ocurrido con la emisora donde labora como periodista Víctor Mejía en el centro poblado de La Rinconada debe llamarnos la atención a todos. Allí, la madrugada de este domingo, alguien arrojó una carga explosiva que por suerte no dejó daños humanos.
Hemos esperado de la presente campaña electoral todos los discursos extremos, pero no estos hechos, no el ingreso beligerante de los muchachos aduviristas a un canal juliaqueño para que se les entreviste por la fuerza, no la agresión de la seguridad que rodea al candidato Iván Flores contra una joven reportera, no un dinamitazo al local de radio Latina. Es absolutamente inadmisible.
Exigimos a las autoridades del Ministerio Público y de la Policía Nacional del Perú investigar con celeridad este último asunto, capturar a los responsables y sancionarlos como corresponde.
Y de los candidatos esperamos su pronunciamiento distante de toda acción violentista, su rechazo a estos actos terroristas. Bonito regalo el de nuestros políticos a pocos días de recordarse el Día del Periodista.

Bien pues, a otra cosa mariposa. Al término del último debate electoral convocado por el JEE Puno, un buen grupo de ciudadanos hemos quedado convencidos que la reforma de la Ley Electoral debe caminar a pasos acelerados.
No es posible seguir llamando “presidentes” a quienes en realidad deberían ser gobernadores regionales o algo parecido.
Ese tufillo presidencialista contamina nuestros debates, una gran parte cree que está postulando a gobernar un país en el cual podría cambiar hasta el sistema económico. Pamplinas. (Publicado en Correo Puno 29/09/14 Foto: Internet)

lunes, septiembre 22, 2014

Juan Luque

Por: Hugo Supo

El señor Juan Luque Mamani debería estar lamentando su suerte, o maldiciendo su falta de dedicación más bien, debería renegar contra esa pusilanimería que le impidió una preparación correcta en los cuatro años previos a esta elección.
¿Dónde podríamos clasificar al candidato del PICO? Líder no es, caudillo tampoco. Es increíble que un candidato a gobernar tremendo territorio como el puneño, el que se supone tenía el mayor colchón electoral de base, simplemente se quede mudo en la campaña.
El exrector de la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez no podría ni siquiera excusar su bajón reciente con guerra sucia en su contra. Pamplinas, el único responsable aquí es el mismo Luque.
El caballero debe creer que el extremismo del pensamiento “obras y no palabras” es la fórmula para ganar cualquier elección. Pues esa equivocación le podría costar otra campaña, pero más que eso, está poniendo en juego las aspiraciones de un caudal importante de ciudadanos que había logrado conquistar desde el 2010.
Los seguidores de Juan Luque no se merecen un liderazgo así, los estudiantes de la universidad Andina nunca se merecieron un rector así, Puno no se merecería un presidente regional así.
Este periodista lo había dicho ya en una columna de hace meses;  Juan Luque partía en la campaña demasiado vulnerable, solo era cuestión de tiempo revelar esa vulnerabilidad para sus rivales. Y ahí está, miren ustedes, el preferido en las encuestas sin saber qué hacer para no seguir cayendo.
Oiga señor Luque: tiene dos semanas, demuestre a este columnista que está equivocado, salga del clóset, escriba sus discursos, léalos bien. ¿Quiere ser presidente regional? Empiece por parecerlo. (Publicado en Correo Puno 22/09/14 Foto:Internet)

jueves, septiembre 18, 2014

Walter Aduviri

Por: Hugo Supo

Hay quien dice que los periodistas no deberíamos de hablar del postulante Walter Aduviri, hay quien afirma que abordarlo es tanto como apoyarlo en su demagógica campaña. Este columnista no piensa lo mismo, somos más bien de los que no condicionamos el discurso o el silencio a la coyuntura. Así que están equivocados los Aduviri Boys con esa invocación al silencio con tufillo a mordaza que lanzan por las redes.
A Walter le han dicho que puede ser presidente, él mismo no deja de soñar con el puesto desde hace casi una década, le han instruido que para ello tiene que ser protagonista de este cuento, claro, también le han recomendado ubicar a su antagonista.
He allí la explicación de subirse al carro del “Aimarazo” en el 2011, y lanzarse al estrellato mediático bajo el patrocinio de Beto Ortiz, el primer paso estaba dado entonces. Luego caviló y determinó que -como le había funcionado bien eso de aparecer en los medios- su antagonista debía ser también el poder mediático que le dio fama. Y eso es porque ningún otro dirigente, líder, político o autoridad lo enfrentó, solo la prensa, solamente los periodistas, sus antagonistas.
Aduviri es, pues, un producto puramente mediático. Y no extraña que siga atacando a sus antagonistas, pese a que algunos (Cuarto Poder) le hagan el favor de limpiarle la cara. Su estrategia es así, no dejará de atacar a la prensa.
Precisamente por eso mismo el joven Walter teme a los medios, le afecta lo que decimos, suplica para que sus seguidores no crean en las portadas de Correo. ¡Graciosísimo!
Y mientras insulta a Correo para victimizarse, también envía a sus emisarios para pedir que lo “apoyemos” en el matutino que tanto dice despreciar (hasta podría dar nombres y fechas).
Sol Carreño dijo que las propuestas de Walter deberían dar miedo. ¿Miedo?, ¿por qué? Walter Aduviri no representa ningún miedo, él no es el enemigo del sistema, ni siquiera tiene idea de qué es el sistema; ergo, quien quiera votar por él que lo haga, aunque ojo, tampoco representa esperanza, no es esa fe que promete de pueblo en pueblo.
 Ya lo verán, Aduviri podría llegar al Gobierno Regional, pero su paso será como la de cualquier demagogo mediocre, uno más del montón. (Publicado en Correo Puno 18/09/18 Foto: Internet)

lunes, septiembre 15, 2014

Vicepresidentes

Por: Hugo Supo

El rol de la única vicepresidenta y dos vicepresidentes regionales en Puno ha sido decepcionante. Sonia Frisancho, Mauro Justo y Saúl Bermejo no han apoyado ningún proyecto político verdadero, o diríamos, más bien, que sus respectivos presidentes no los han convocado por esa razón.
En el trajín de proclamar a los candidatos no se ven procesos políticos, lo que allí interesa en nuestro adolescente quehacer electoral son los intereses particulares. Tanto así que Frisancho fue la financista juliaqueña de David Jiménez, Justo era el equilibrio aimara y sumiso de Hernán Fuentes, lo mismo que Bermejo para Mauricio Rodríguez.
Ya en el poder y con el paso del tiempo, esas coaliciones coyunturales se fracturan a la par que las ambiciones de cada quien crecen. Hasta resulta ocioso recordar las disputas entre presidente y vicepresidente que hemos tenido que soportar en nuestra historia reciente.
Viendo las tendencias de los posibles candidatos con mayor aceptación para llegar a la segunda vuelta en Puno, advertimos que la suerte que les tocará a los personajes que tientan la vicepresidencia es la misma.
Juan Luque lleva al misti Héctor Estrada, con él quiere copar el espacio de representación profesional y apitucado con el que tiene problemas, es cuestión de equilibrio nomás.
Walter Aduviri ha optado por el quechua Jaime Núñez Huahuasoncco, un profesor irreverente que solo complementa al aimara por tener raices quechuas, más no en el resto. Solo basta mirar un poco de la trayectoria de autonombrado “Yawar” para saber que sería el primer enemigo de quien ahora dice ser su líder.
En el caso de Lucio Ávila parece haber hecho una especie de trueque con su candidato provincial Iván Flores, pues el hermano de este, Víctor Samuel Quispe, acompaña al exrector, aparentemente, bajo condición de asegurar el arrastre del postulante provincial; otro intento de complemento entre quechuas y aimaras.
Ninguna de las parejas mencionadas podría considerarse producto de un proceso político serio y coherente que nos garantice una gestión correcta. Nada de eso, aquí lo que se nota es la junta de los intereses mesiánicos de los postulantes a presidente y la oculta ambición de algún día mandarlos a la banca de quienes los secundan. Postulando con el enemigo, dirían los literatos. (Publicado en Correo Puno 15/09/14 Foto: La República)

lunes, septiembre 08, 2014

Diálogo desarticulado

Por: Hugo Supo

Acaba de desarrollarse en Lima el Segundo Foro Internacional Diálogo y Sostenibilidad con presencia de importantes funcionarios, empresarios y líderes comunales de varios países hermanos que han tenido la experiencia de haber logrado convertir el conflicto en una oportunidad de desarrollo.
Por la parte peruana, fue el alto comisionado para el Diálogo y Sostenibilidad, Vladimiro Huaroc, el encargado de mostrar la experiencia peruana de los dos años últimos. Se dijo que se ha prevenido alrededor de 70 conflictos sociales en todo el país, algunos de los cuales ha posibilitado el ingreso de grandes inversiones en términos de trato justo entre empresa y comunidad.
Este panorama parece ser interesante desde el punto de vista gubernamental, pero hay todavía muchas cosas en las que se debe trabajar. Una de las más urgentes es la articulación de esfuerzos con los gobiernos subnacionales y locales para institucionalizar el diálogo.
En el caso del Gobierno Regional de Puno, la oficina de prevención de conflictividad impulsada en la gestión de Mauricio Rodríguez, actúa aún por instinto, no tiene norte seguro y tal parece que quedará como una dependencia bomberil, a la espera de la inserción de un nuevo enfoque para tratar la conflictividad a este nivel del Estado.
Y la desarticulación de los diferentes niveles del Estado no solamente es para el tratamiento de los conflictos, sino incluso para la administración de recursos, de allí se nota que muchos proyectos se sobreponen. De eso también parte que los gobiernos regionales y locales suelen quedarse de costado a la hora de enfrentar un conflicto. Hay harto que trabajar señores del Gobierno.
Ahora que estamos hablando del tema gasoducto para Puno, sería ideal que la PCM instale una mesa de trabajo en Puno, con funcionarios del MEM, ProInversión, Gobierno Regional, gobiernos locales, colegios profesionales y representantes gremiales. Sería ideal decimos, para que este tema no desborde en un conflicto a nivel de violencia en el altiplano.
Y hubiera sido bueno que esta idea salga de esas oficinas de diálogo y tratamiento de conflictividad, no necesariamente de los medios de comunicación; pero así estamos, esperemos tener buenas nuevas. (Publicado en Correo Puno 08/09/14 Foto: Internet)

lunes, septiembre 01, 2014

El 5 de octubre no habrá ganador

Por: Hugo Supo

La mayoría de sondeos, encuestas, analistas, futuristas y entendidos en materia de  campaña electoral coincide en que a la eventual segunda vuelta regional podrían pasar dos de estos tres postulantes: Juan Luque, Walter Aduviri y Lucio Ávila.
Parece tarde para el resto de candidaturas ambicionar una escalada más rápida, tan tarde como lo es para los punteros soñar con sacar más del 30% de votación el 5 de octubre y asegurar la elección en primera vuelta.
Las últimas encuestas lanzadas en distintos medios de comunicación y este mismo, señalan también que ninguno de los candidatos logra cautivar por lo menos al 20% del electorado, ese es un gran mensaje a esta altura de la campaña.
Significa que el pueblo no quiere legitimar a estos personajes como su representantes, no hay consenso para definir un verdadero liderazgo regional. Salga quien salga electo, eso lo debería de tener clarito: aquí nadie le está dando poder absoluto.
Esa es, un poco, la idea de hacer una segunda vuelta en los 30 siguientes días después del 5 de octubre, aunque estamos hablando de una sociedad demasiado compleja como la puneña, en donde la legitimidad es muy volátil.
La experiencia del 2010 nos enseña que el ganador de entonces no logró ninguna legitimidad social ni política con la segunda vuelta, tanto así que al par de meses de asumir el cargo gubernamental, ya Aduviri le estaba saltando en la yugular del estrenado Mauricio Rodríguez.
Y como la segunda vuelta no legitima nada, los caudillos que tenemos en competencia se verán obligados a determinar alianzas, no para ganar las elecciones, sino para lograr gobernabilidad en los próximos cuatro años.
Como lo estamos viendo, las cosas son simples, no habrá ganador el 5 de octubre, todos deberán replantear sus programas y discursos, reiteramos que no será para ganar en las urnas, sino para ceñirse en una hoja de ruta que asegure un lugarcito en el viaje al desarrollo para nuestro Puno. (Publicado en Correo Puno 01/09/14 Foto: La República)

jueves, agosto 28, 2014

Gasoducto y punto

Por: Hugo Supo

Este es un momento histórico para Puno. Si de hitos tuviéramos que hablar, la llegada del gasoducto tendría que ser el más reciente e importante en nuestra historia. Es ahora o nunca como suelen decir los más románticos, tienen razón, quepa ahora un tanto de romanticismo a este proceso.
Soñamos con una región desarrollada, competitiva y con oportunidades para todos, anhelamos un pueblo que haya abandonado, de una vez por todas, esa suerte de despensa a la que nos ha condenado por el poder centralista.
Y no son las casualidades que nos llevarán a conseguir estos sueños, no vamos a repetir la historia de postergación que significó la electrificación monofásica del altiplano, no es con el “gas virtual” que vamos a despegar, no con ese conformismo.
Las dudas sembradas por el mismo Ministerio de Energía y Minas sobre el proyecto de Gasoducto Sur Peruano no hacen más que ratificar que nunca hubo voluntad por compensar a Puno, tampoco lo hay ahora, ni siquiera para dar una explicación digna.
El altiplano debe tenerlo claro, nuestros voceros deberían unificar sus mensajes y caminar hacia la senda que todos queremos: el gasoducto.
Ya no estamos para distracciones. Es técnicamente inviable -por ahora- traer gas de Bolivia, lo es igualmente romper el contrato con el consorcio Gasoducto Sur Peruano para pedir el respeto al trazo inicial que habría pasado por Puno, los gasocentros son solo paliativos temporales y los estudios que nos pedirán ya están avanzados en el archivado Gasoducto Sur Andino. La única posibilidad, rápida y viable es una adenda al contrato firmado por el Estado en julio pasado, allí se debe garantizar no solo los estudios, sino la construcción del ramal puneño. Esa es la verdad.
En resumen, que no salga el presidente regional a decir que esto está politizado, que no vengan estos congresistas ineficientes a ensartarnos con foros informativos, que no llegue el MEM a enredarnos con asuntos de demanda y costos.
Aquí la cosa está clara señores del Gobierno, el gasoducto a Puno debe garantizarse con la ya solicitada adenda al contrato que acaban de rubricar, ¿y la demanda? Tenemos tiempo para crearla mientras construyen el ducto, un quinquenio más o menos, para eso debemos hablar de una ley de compensación tributaria para el altiplano.
Hasta ahora hemos sido la última rueda del coche, hasta ahora. (Publicado en Correo Puno 28/08/14 Foto: Internet)

lunes, agosto 25, 2014

“Es macho pe”

Por: Hugo Supo

¿Y por qué quiere votar por Walter Aduviri?, consultaron los encuestadores de Khipus Kamayoc a la gente que previamente había respondido su preferencia por este candidato a la presidencia del Gobierno Regional de Puno. Todas las respuestas se resumen en lo que cierto poblador mencionó: “es macho pe”.
A Aduviri lo consideran el héroe indígena, con su aparición mediática durante el aimarazo del 2011 se ganó ser icono de lo contestatario, del “papá” que esta sociedad necesita para defenderse del Estado “abusivo”. Es pues, como decía cierto amigo de tertulias, una especie de Kalimán para nuestros emocionados electores.
Esto no hace más que ratificar lo que es sabido: esta sociedad no prefiere votar por propuestas, programas, ideologías o esos asuntos que luego reclama sin saber exactamente lo que representan esas palabras.
Nuestra gente vota por confianza, esa confianza que muestran al decir que el radical aimara es quien los puede defender del lejano Estado que no hace otra cosa que abusar de la gente pobre mediante Aduanas y Sunat.
No entienden que un presidente regional no defiende, ni siquiera intuyen que el funcionario se convierte en parte de Estado monstruoso que rechazan, que será a ese personaje al que llamarán traidor en caso llegue al cargo.
Y es que la confianza se pierde muy rápido, dejarla de lado no cuesta tanto como ganarla, por eso es que nuestra población siempre está descontenta, siempre refunfuñando contra las autoridades, contra aquél a quien consideraron el “macho pe” de turno.
A todo esto, los políticos que tenemos en vitrina, especialmente los rivales de Aduviri, tampoco han comprendido esto de ganar confianza, de saber conquistar el cariño y comunicar que en ellos también se puede confiar.
¿Quién podría debatir con Walter?, ¿alguno de los que se considera presidenciable puede develar que no se trata de votar por confianza solamente?, ¿alguien puede hacerse comprender que ser presidente no es lo mismo que dirigente? (Publicado en Correo Puno 25/08/14 Foto: Internet)